Reflexiones sobre la aprobación de los ETF de Bitcoin por parte de la SEC: Una decisión trascendental para el mercado de valores. Parte II

Reflexiones sobre la aprobación de los ETF de Bitcoin por parte de la SEC: Una decisión trascendental para el mercado de valores. Parte II

Habida consideración de lo expuesto en la anterior publicación cabe preguntarse ¿en qué se basó la decisión de la SEC para haber autorizado la cotización en bolsa de fondos basados en Bitcoin?

Pues bien, básicamente tuvo en cuenta dos argumentos: (i) este tipo de fondos cumplen con la obligación establecida en el Artículo 6 (b)(5) de la Ley del Mercado de Valores de que tenga diseñadas políticas para actos y prácticas fraudulentos y manipuladores y (ii) se ajusta a lo previsto en la Sección 11(A)(1)(C)(iii) de la Ley de Bolsas que prevé la garantía del interés público que, a su vez, supone la protección de los inversionistas y el mantenimiento de mercados justos.

En relación con el primer argumento, al examinar la Ley del Mercado de Valores, la Comisión reconoció que la función de vigilancia en el mercado de bitcoins subyacentes o de referencia no es óbice para comprender que existes otros medios que permiten prevenir actos y prácticas fraudulentas y de manipulación. En tal medida, reconoció que cada una de las bolsas tiene un acuerdo de vigilancia compartida con la CME por la inclusión en el Intermarket Surveillance Group, no obstante, cuando el bitcoin al contado no cotiza en la CME, no es posible que esta tenga la capacidad de vigilarlo.

Al respecto, en la motivación, la SEC citó un análisis de correlación presentado en una de las propuestas al cual denominó el análisis ARK, en donde se demostró que los cambios de precios en los mercados bitcoin al contado estaban estrechamente relacionados con el mercado de futuros de bitcoin en el CME, por consiguiente, la SEC verificó lo descrito en aquel análisis, precisando que, en efecto, ambos mercados están altamente correlacionados durante los últimos 2,5 años.

Así, concluyó que el fraude o la manipulación que podría afectar al bitcoin al contado puede afectar de forma similar a los precios futuros del bitcoin de la CME, es decir, que podía existir un acuerdo de vigilancia compartida de las Bolsas con la CME que es un mercado regulado en Estados Unidos.

Con relación al segundo argumento, consideró que cada uno de los fondos establecían que las acciones allí negociadas estaban sujetas a normas de mercado de valores de renta variable, también indicaban que las bolsas debían informar sobre el incumplimiento de requisitos de cotización continua aplicables, acogiendo las disposiciones que dicta la Ley de Bolsas en esta materia, además que la Bolsa supervisaría el cumplimiento de dichos requisitos por parte del fondo y, en caso de no ser así, procedería a su exclusión de la cotización.

De lo anterior, la SEC infirió que esas políticas están diseñadas para garantizar la divulgación de la información de fijación de precios adecuados para las acciones de los fideicomisos y así tener la posibilidad de evitar negociaciones que no cumplan con un grado razonable de transparencia, garantizando mercados justos para los fideicomisos.

También argumentó que las propuestas están concebidas para proteger a los inversionistas y el interés público, así, a modo de ejemplo, indicó cuando los corredores recomienden un ETP (producto negociado en bolsa) a minoristas, deben aplicar el Reglamento de Mejor Interés (Reg BI en sus siglas en inglés) norma que les exige actuar con diligencia y cuidado frente a los inversionistas, de tal forma que éste último pueda comprender los riesgos y beneficios de la recomendación  y tener un argumento razonable para creer que esa recomendación es para el beneficio del minorista con base en su perfil, en resumidas cuentas, se trata del cumplimiento al deber de asesoría.

Adicionalmente, la SEC se pronunció sobre la custodia del bitcoin al contado e indicó que, si bien existe un riesgo en que los custodios solo tengan las claves de dichos bitcoins y no los bitcoins en sí (lo cual podría ser manipulado por terceros, mediante la modificación del blockchain), también recordó que las propuestas de los fondos de inversión estaban acordes con la Ley de Bolsa, entonces, pese a haber riesgos, lo cierto es que cumplen con las medidas de vigilancia y la garantía de información para el interés público, transparencia del mercado y protección a los inversionistas.

Por las razones esbozadas, la SEC aprobó las propuestas, permitiendo que los fondos de inversión cotizaran con ETF de bitcoin, lo cual, como se dijo anteriormente supone un avance en la forma que se cotizan las criptomonedas, máxime, cuando se trata de una realidad que no puede ser ajena al mercado financiero y que cada vez más entidades reconocen como tal, de manera que su regulación es inminente para garantizar el cumplimiento de los objetivos del sistema financiero, en particular, el mercado de valores que tiene unas particularidades por la asimetría de información y el tipo de usuarios que accede a este (inversionistas o no inversionistas)

Es importante destacar que esta decisión marca un hito de legitimidad para el bitcoin, toda vez que las personas que no tienen conocimiento suficiente sobre el tema ya tendrán un concepto de una autoridad que asegura que este tipo de cotizaciones están acordes al marco regulatorio y garantizan los derechos de los inversionistas.

En consecuencia, esto permite incrementar el interés y la confianza de los inversionistas para invertir en esta criptomoneda, lo cual incrementaría su precio. Además, que también empezaría incluirse en otros tipos de fondos, lo cual implica una mayor regulación que permite el aseguramiento de un mercado transparente y justo que se acopla a los cambios, situación que, de cierta forma, fue prevista en el momento que se emitió la providencia del caso Howey y que hoy sirve como test para determinar cuándo un activo se considera un securitie.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *