Cumplimiento del deber de información por parte de las compañías de financiamiento en créditos de vehículo

Cumplimiento del deber de información por parte de las compañías de financiamiento en créditos de vehículo

La consumidora financiera, interpuso acción de protección al consumidor, en contra de una compañía de financiamiento, toda vez que según su dicho, la demandada realizó una serie de modificaciones y renovaciones a las condiciones de pago de su crédito de vehículo inicialmente pactadas, generando un incumplimiento a su deber de información de conformidad con las disposiciones establecidas en la ley 1328 de 2009.

Así las cosas, la Delegatura Para Asuntos Jurisdiccionales de la Superintendencia Financiera de Colombia, encontró acreditada la debida diligencia de la entidad demanda, en razón a las siguientes consideraciones:

En primer lugar, a través de los diferentes elementos materiales probatorios aportados al expediente, particularmente los documentos de vinculación del crédito de vehículo adquirido por parte de la consumidora financiera fueron presentadas cada una de las condiciones, plazos y valores de pago que debían ser efectuados por el titular del producto, a efecto de dar cumplimiento a las obligaciones legítimamente constituidas a través del acuerdo contractual suscrito.

En ese sentido, el consumidor confesó haber leído cada uno de los documentos puestos a su consideración por la financiera, y por otra no haber presentado ningún tipo de objeción, duda y/o inquietud a los mismos, lo cual fue debidamente acreditado a través de su firma digital.

A partir de lo anterior, fue imperioso para la Delegatura, poner de presente las disposiciones establecidas en el artículo 1602 del Código Civil colombiano, resaltando el hecho de que todo contrato celebrado es una ley para las partes contratantes, y no puede ser invalidado sino por su consentimiento mutuo, o por causas legales, situaciones que no fueron aplicables al caso objeto de la presente controversia.
En segundo lugar, la parte demandante alegaba una serie de cobros adicionales efectuados en razón a la contratación de una póliza de seguro de vehículo bajo la figura de la renovación automática, la cual según sus diversas manifestaciones, nunca le fue puesta a su consideración y/o autorización; sin embargo a través de los mecanismos de defensa implementados por la entidad demandada, fue puesto de presente al despacho lo siguiente:

(i) De conformidad al contrato de mutuo suscrito entre la compañía de financiamiento y la consumidora financiera, la contratación de una póliza de seguro de vehículo resulta ser obligatoria al momento de la vinculación del crédito.

(ii) Si bien el titular del crédito tiene la facultad de elegir a través de que aseguradora desea generar su póliza, de no informar a la financiera dicha decisión un mes antes del término de la vigencia de la misma, seria la compañía de financiamiento de manera potestativa, quien podría generar una renovación automática de la póliza de seguro, con la entidad de su elección.

(iii) La notificación de dicha renovación no es responsabilidad directa de la compañía de financiamiento, sino por el contrato de la corredora de seguros contratada para tal fin.

Por consiguiente, la parte actora no fue diligente en el cumplimiento de sus obligaciones contractuales, toda vez que nunca fue remitida comunicación alguna que acreditase su deseo de vincularse a través de una nueva póliza diferente a la presentada por parte de la demandada, lo cual se encontró acreditado mediante las diversas comunicaciones remitidas por parte de la financiera a la demandante, haciendo énfasis en el hecho de que en cumplimiento de sus deberes legales, la finalidad propia de la financiera no fue la de generar un perjuicio a la cliente, sino por el contrario brindar una protección plena del producto adquirido.

En conclusión, no fue evidenciado por parte del despacho incumplimiento alguno que pudiese comprometer la responsabilidad de la financiera, puesto que en cumplimiento a su deber de información, fue diligente en el análisis, aplicación y presentación de las condiciones de pago generadas respecto al crédito adquirido.

Finalmente, en razón a los argumentos anteriormente expuestos, fueron declaradas como probadas las excepciones de mérito puestas de presente por la demandada, procediendo a negar las pretensiones de la demanda propuestas por la parte actora.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *