Responsabilidad Bancaria por Bloqueo en la Cuenta de Ahorros

Responsabilidad Bancaria por Bloqueo en la Cuenta de Ahorros

La Delegatura de Asuntos Jurisdiccionales de la Superintendencia Financiera de Colombia, se pronunció sobre el cumplimiento de los deberes legales y contractuales de la entidad bancaria y el incumplimiento de los deberes del consumidor en relación con el bloqueo de cuenta de ahorros.

En el presente caso el consumidor financiero interpuso Acción de Protección al Consumidor, en contra de una entidad financiera, señalando en los hechos de su demanda que, su cuenta de ahorros se encontraba bloqueada y no se le permitía hacer uso de los recursos que allí se encontraban depositados. Por su parte, la entidad demandada sostuvo que, debido a unas transacciones inusuales efectuadas desde la cuenta de ahorros de titularidad de demandante y que a la fecha de la demanda no habían sido justificadas, el Banco tuvo que proceder al bloqueo de la misma.

En atención a las obligaciones de seguridad establecidas en la ley 1328 de 2009, en la que se consagran los derechos y obligaciones de los consumidores financieros y las obligaciones especiales que tienen las entidades vigiladas, así como el reglamento interno firmado por el consumidor financiero demandante en el que autoriza el bloqueo de la cuenta por parte de la entidad bancaria cuando se observen transacciones inusuales; la Delegatura, consideró que el Banco accionado logró demostrar que cumplió con sus deberes legales y contractuales y que a la vez que existió incumplimiento de los deberes del consumidor.

Para estos efectos, frente a las obligaciones de seguridad que le corresponden a la entidad bancaria, la Delegatura encontró que esta actuó con diligencia y debida profesionalidad al bloquear la cuenta de ahorros del demandante. Destacó la Delegatura que, es obligación de las entidades financieras proceder con el bloqueo de la cuenta de ahorros cuando se presenten transacciones inusuales en aras de proteger no solo al consumidor financiero sino también a todo el sistema financiero; así, se les exige a las entidades financieras verificar la fuente u origen de los recursos para evitar que estos no sea utilizados para circunstancias delictivas o lavados de activos.

Teniendo en adición que, incluso con el mismo reglamento de la cuenta de ahorros, el cliente autoriza a la entidad bancaria para bloquear la cuenta cuando lo considere necesario por operaciones inusuales que lo justifique.

Así, en la trazabilidad de las transacciones de la cuenta de ahorros del consumidor demandante, se pudo determinar que presuntamente la misma había sido utilizada para defraudar a otros clientes de la misma entidad bancaria, sin que el demandante en interrogatorio de parte hubiera desvirtuado dicha situación, ante las constantes contradicciones en las que incurrió en su declaración.

En suma, se concluyó que el bloqueo de la cuenta de ahorros se hizo con una justificación objetiva y con la debida diligencia a cargo de la entidad financiera, prosperando así las excepciones formuladas por la entidad financiera: cumplimiento de sus deberes legales y contractuales e incumplimiento de las obligaciones a cargo del consumidor financiero, en particular de informarse.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *